-

El sarro, ¿Qué es? ¿Cómo prevenirlo o eliminarlo?

¿Qué es el sarro?

El sarro, también conocido como tártaro o cálculo dental, es la calcificación de la placa dental. Se forma cuando los restos de alimentos y bacterias presentes en la boca forman la placa bacteriana. Si esta placa no es retirada, al estar en contacto con la saliva se calcificará, transformándose en sarro.

¿Cuáles son las causas de su aparición?

La principal causa, es una mala higiene oral tras las comidas. Sobre todo, se produce en las zonas a las que resulta más difícil acceder con el cepillo de dientes.

El sarro, se acumula en los dientes, en las encías y entre ambos. Comienza teniendo una apariencia blanquecina, posteriormente amarillenta y finalmente marrón.

Otro factor que produce la aparición de sarro, es el ph de la saliva. El ph, no es el mismo en todas las personas: en aquellas que lo tienen más elevado, existe una mayor dificultad para la formación de tártaro en sus dientes.

Además, existen otras causas como el consumo de bebidas alcohólicas o con gas, los colorantes, y la ingesta de ciertos medicamentos.

¿Cómo prevenir su aparición?

Algunos consejos para evitar la aparición del sarro. Existen diversas pautas para evitar el sarro entre los dientes y las encías:

  1. Cepillado dental. Cepillarte los dientes dos veces al día durante dos minutos es imprescindible para eliminar la placa y prevenir el sarro. Utilizar un cepillo de filamentos blandos y o medias de cabezal pequeño que te permita llegar a todas las zonas difíciles de la boca es la única manera de conseguirlo. Si no eres capaz de eliminar la placa de las zonas de difícil acceso prueba con el cepillo eléctrico.
  2. Utiliza pastas dentífricas anti-sarro. Este tipo de pastas dentífricas ayudan a prevenir la formación de la placa y su endurecimiento. Además, el flúor que contienen algunas pastas, reparan el daño del esmalte dañado de los dientes.
  3. Higiene interproximal. No basta con el cepillado dental. Debes pasarte el hilo y el cepillo interdental una vez al día, mejor por la noche antes de ir a dormir, para eliminar la placa que se acumula entre los dientes y evitar la formación de esta película pegajosa en estas zonas difíciles de limpiar.
  4. La importancia de la alimentación. Las bacterias de tu boca se desarrollan gracias a los alimentos azucarados y ricos en almidón. Cuando entran en contacto con ellos, liberan ácidos dañinos. Seguir una dieta equilibrada que limite la cantidad de azúcar en los alimentos que comas es muy importante para mantener a raya la formación de placa. Beber mucha agua y cepillarte los dientes después de comer te ayudará a eliminar estos peligrosos restos de comida.
  5. Acudir al odontólogo. El sarro sólo puede ser eliminado mediante una limpieza dental profesional. Para evitar consecuencias bucodentales mayores como la formación de una caries, no dudes en acudir a tu dentista de confianza.

¿Qué debemos hacer para eliminarlo?

Cómo eliminar el sarro de tus dientes

Para combatir la aparición de sarro en nuestros dientes, en primer lugar, es esencial la prevención. Os damos algunos consejos y os presentamos posibles soluciones, si ya se ha producido la acumulación:

Prevenir:

Para prevenir los cálculos dentales será necesario en primer lugar, realizar un cepillado profundo. Lo ideal es cepillarse los dientes al menos tres veces al día, realizando un cepillado profundo una de las veces. Por otra parte, los colutorios nunca deberán usarse como sustitutos, sino como complementos a la limpieza.

El uso de hilo dental, será muy útil para eliminar restos de comida acumulada en las partes de la boca a las que es más difícil acceder con el cepillo de dientes, y hará que tu higiene dental sea completa.

Por último, recomendamos acudir al dentista periódicamente, ya que será el único capaz de detectar el sarro del que muchas veces no somos conscientes, como el que se encuentra en el interior de las encías.

Eliminar:

Como primera medida, será importante consultar a un especialista que determine la razón por la que se produce la acumulación de sarro en los dientes, para realizar un tratamiento óptimo que generalmente consistirá en una limpieza dental.

La limpieza dental recibe el nombre de tartrectomía y es realizada por los higienistas dentales, no produce dolor y se realiza con ayuda de ultrasonidos o manualmente. En casos de sensibilidad dental, puede resultar molesta, por lo que se puede aplicar una anestesia local.